Plugs anales, los favoritos en el sexo anal

Por este motivo es que los anal plugs se convierten en uno de los favoritos y de los juguetitos más seguros cuándo somos principiantes en el descubrir anal. ¿Por qué? Porque tienen un tope que lo hace necesario para que cualquier cosa que vayamos a introducir en él no pueda escaparse de los dedos. Además, los materiales de los anal plug son muy suavecitos y flexibles, lo que facilitará la introducción y el juego con estos productos sexuales. Sin embargo, los anal plug también pueden estar fabricados de cristal o incluso de metal. Dependerá de tus gustos a la hora de usar unos modelos u otros, pero si eres principiante te aconsejamos que comiences por un anal plug de tamaño pequeño fabricado en silicona o látex, y ha medida que tengas más experiencia puedes comprar anal plugs de mayor tamaño. Pero, si quieres irte con toda, también tienes la opción de elegir un kit de anal plugs, este paso de tener varios tamaños a disposición, sirve para que tu cavidad anal vaya tomando elasticidad y puedas disfrutar de una experiencia de sexo anal más divertidas.


¿Plugs anales para hombres y mujeres?

En conclusión; un anal  plug es realmente un dilatador del recto que cuenta con una forma acabada en punta redondeada para facilitar la penetración. Esta forma se va ensanchando para que la penetración se torne más placentera a medida que lo introducimos.

A diferencia de un consolador anal, el anal plug suele ser más pequeño y tiene un tapón o aro al final del juguete para manejarlo con mayor comodidad y seguridad.

Esta zona erógena puede ser una de las grandes desconocidas de tus encuentros sexuales y no podemos permitir que sigas viviendo sin descubrir tantos placeres. ¡Prueba algo más que la fricción o el sexo habitual! Tras su uso, es muy importante lavar bien el juguete con agua y jabón para mejorar su higiene y dejarlo como nuevo para la próxima vez. Una vez que conozcas sus efectos placenteros, no pararás de disfrutarlos.


¿Cómo se usan las bolas anales?

Con todo lo anterior, hemos descubierto que los plugs anales o anal pelotas cónicas son perfectos para quien quiere empezar a experimentar con el sexo anal, pero también para los que quieren incoporar nuevas sensaciones en su cuerpo o en pareja. No importa si se trata de hombres o mujeres. La estimulación con el plug es suficiente por sí misma y placentera para todo tipo de relaciones. Sin embargo, hay un producto que también es de los favoritos, y nos arriesgamos a decir que puede llegar a estimular con mucha más potencia y generar otro tipo de sensaciones un poco más alucinantes. Y sí, estamos hablando de las bolas anales o pelotas anales, anal pelotas… Las llaman de muchas formas, pero son esas cadenas que traen muchas bolitas unidas de menor a mayor tamaño y que se introducen de una en una. Estas bolas anales en su mayoría son elaboradas en materiales muy flexibles y super ricos al tacto para que su uso sea mucho más agradable; además, el diseño de estas bolas anales al ser de menor a mayor, tienen una magia para ser usadas y disfrutadas. La clave está en aplicar abundante lubricante a base de agua desde la punta de las bolas anales y en la zona, e ir introduciendo una a una estas bolitas anales;  una vez que están completamente dentro, moverlas lentamente, como si se quisieran sacar de nuevo, pero… sin sacarse. luego, después de disfrutar de este increíble roce de placer, las anal pelotas se sacan de un solo jalón. La sensación es indescriptible… ¡Tienes que probarla! Son sensaciones únicas que solo son posibles con las bolas anales. Además, puedes jugar con toda tranquilidad ya que las bolas anales cuentan con una especie de anillo creado para sujetarlas y tirar de ellas.


Si has decidido comprarte un juguete anal para tus momentos de exploración o para disfutar más con tu pareja, estás es la categoría correcta. Las bolas chinas anales o otro de sus nombres bolas Tailandesas, son un juguete sexual maravilloso si quieres empezar a gozar en el mundo del sexo anal.


Visita nuestra sección y anímate a usar un plug anal por primera vez

Si nunca has utilizado juguetes sexuales anales, recomendamos que empieces con bolas de poco peso ya que es más fácil que se mantengan dentro del recto. Respecto al tamaño, si es tu primera vez, aconsejamos adquirir unas bolitas de menor tamaño.

Si tienes pensado utilizarlo en pareja, otra increíble forma de disfrutarlas es introducirlas completamente, (siempre usando abundante lubricante). jugar un poco y disfrutar de la penetración vaginal y en cuándo sientas que viene el orgasmo ¡sácalas de un solo tirón! ¡No volverás a ser l@ misma! Los orgasmos que se sienten realizando esta práctica con las bolitas anales es de las más placenteras en el juego anal.


Recuerda que por salud e higiene los juguetes no debes compartirlos con tu pareja, a menos que lo usen con un preservativo.