Lubricantes Naturales libres de parabenos

El gel lubricante natural es el producto ideal para combatir la sequedad, por ello su composición es lo más parecido a la lubricación fisiológica, con texturas suaves, un poco líquidas, que son las que gustan más, sobre todo porque no se secan demasiado pronto y que mantienen el grado de humedad. La sequedad de las mucosas genitales o anales es uno de los problemas frecuentes que afectan las relaciones sexuales. La lubricación natural disminuye, pero para contrarrestar este efecto del paso de los años nada como un lubricante a base de agua a tiempo que garantice un momento placentero. Además de todo el juego que puede ofrecer en el encuentro sexual, un lubricante íntimo natural es un recurso imprescindible cuando se emplea preservativo, ya que disminuye todos los riesgos que conlleva. Los lubricantes neutros son ideales para evitar malestares de roces y rotura de preservativos. Además, en toda relación sexual, el tema de la lubricación es fundamental para que la experiencia resulte placentera. En el caso de la mujer y durante los preliminares llenos de pasión propios del juego erótico previo a la penetración, esta debe experimentar la lubricación vaginal que indicará que está preparada para practicar sexo sin riesgo de sufrir molestias. En el caso del hombre, esta  lubricación natural no sucede y por ello es más que recomendable el uso de un lubricante.

Variedad de lubricantes que encuentras en Secretos

La variedad de lubricantes que encuentras en nuestra categoría de lubricantes y aceites es innumerable: lubricante íntimo natural de silicona, oleosos, de base acuosa, lubricante natural de efecto frío o calor, lubricante Agua Wet Créme Brulée, lubricante natural menta helada y una gran variedad de lubricantes de sabores y sensaciones que nos hacen chupar los dedos... por lo que más de uno se enreda a la hora de elegir cuál es el lubricante natural que más le conviene.


El gel lubricante natural aunque ya sabemos que es ideal para mejorar los actos sexuales.  No podemos olvidar que como complemento hace más placentero el juego, preámbulos, masturbación o el uso de juguetes sexuales. Los lubricantes neutros trabajan para reducir la fricción entre tu piel y la persona/objeto/parte del cuerpo que se está utilizando, lo que puede eliminar el maltrato, el dolor y el roce incómodo.


¿Por qué utilizar lubricante?

¡El lubricante natural es genial! Usar lubricante no es nada vergonzoso; al contrario, puede ser un gran aporte a tu experiencia sexual. No hay porque sentir vergüenza de usar un lubricante personal. Muchas personas que producen grandes cantidades de fluidos vaginales aún optan por usar un lubricante para aumentar aún más su placer sexual. ¡Entre más humedad, más placer! Aunque parezca sorprendente, la mayoría de las mujeres tienden a notar más sequedad vaginal e incomodidad al tener relaciones sexuales. Después de la menopausia, el área genitourinaria (incluida la vagina y la vulva) puede cambiar y atrofiarse debido a la disminución de los niveles de estrógenos. Sin niveles más altos de estrógeno, estos tejidos se vuelven más delgados, menos flexibles, reciben menos flujo sanguíneo y producen menos fluidos vaginales naturales. Es por esto que el uso de lubricantes orgánicos ayuda a disminuir la incomodidad del sexo al experimentar sequedad vaginal. Las mujeres que emplean estos geles lubricantes elaborados a base de agua sienten más placer. No es porque se quite más fácilmente tras el coito, ni porque no manchan las sábanas, o porque al no estar perfumados, no irritan el pene ni la vagina. Es, simplemente, porque los lubricantes ayudan a experimentar menos síntomas genitales, especialmente, menos dolor.


¿Qué debes tener en cuenta al elegir un lubricante íntimo?

El lubricante a base de agua es tu mejor opción y la más segura para comenzar. Se puede usar para todo lo que quieras: penetraciones vaginales, juegos anales, masturbación, para el uso de juguetes (es clave) ya que estos son cuerpos secos. Los lubricantes a base de agua también son increíbles para acariciar y juegos sexuales. Los lubricantes orgánicos también son ideales para personas con piel sensible o irritación vaginal, y se pueden usar con condones y juguetes sexuales, también son muy fáciles de limpiar de sábanas y ropa, y no dejan manchas.

Sin embargo, los lubricantes a base de agua tienen algunas desventajas. No son buenos para jugar en el agua o sexo al ducharse, ya que simplemente se disuelven. (Los favoritos para estas prácticas son los lubricantes anales, su textura es siliconada y por ende muy duradera) Además, los lubricantes a base de agua requieren una nueva aplicación frecuente. Peroooo son los preferidos por todos; por su naturalidad y sus componentes maravillosos seguros para el cuerpo.


Además, los lubricantes a base de agua son los más usados y recomendados. Pueden utilizarse con cualquier juguete, porque no tienen incompatibilidades con los materiales, y también porque son los que menos manchan, algo que a lo mejor quieres tener en cuenta si no estás en un hotel y todo es muy divertido hasta que tienes que tú misma o mismo limpiar. Al ser más densos, la fricción resulta más agradable para algunas personas. En general, un lubricante a base agua resulta ser un buen compañero.