Latigos y Paletas Nalgadas

“En el bondage BDSM, hay límites suaves y duros, amos y sumisos y debemos aprender cómo manejarlos,  cuándo traspasarlos o detenerlos”. En nuestra categoría te invitamos a conocer todo lo que necesitas como instrumental de placer de Dominación/Sumisión: fustas, látigos, paletas, dildos, consoladores, junto con otros fascinantes y maravillosos elementos pensados para activar ciertos placeres vinculados al dolor y al juego de roles. Disfruta de esta fantasía de azotes, nalgadas y fetichismo con tu pareja, ya bien sea que te guste darlas o recibirlas. Ummm te deleitarás con la variedad que tenemos para dar con cariño y pasión, al que le guste el castigo.
Mostrando todo 5 artículos
Ver
Vista rápida
Paleta Nalgadas Kinki Slave Negra
  • Juegos Spanking, BDSM y de roles
  • Permite movimientos suaves y audaces
  • Apta para principiantes y profesionales
  • Práctica cinta para la muñeca
  • Increíble resistencia y alta calidad
$45.000
Vista rápida
Paleta Nalgadas Kinky Heart Negra
  • Juegos Spanking, BDSM y de roles
  • Permite movimientos suaves y audaces
  • Apta para principiantes y profesionales
  • Práctica cinta para la muñeca
  • Increíble resistencia y alta calidad
$50.000 $35.000
Vista rápida
Paleta Nalgadas Kinky Xoxo Negra
  • Juegos Spanking, BDSM y de roles
  • Permite movimientos suaves y audaces
  • Apta para principiantes y profesionales
  • Práctica cinta para la muñeca
  • Increíble resistencia y alta calidad
$50.000
Vista rápida
Paleta Nalgadas Kinky Classic Negra
  • Juegos Spanking, BDSM y de roles
  • Permite movimientos suaves y audaces
  • Apta para principiantes y profesionales
  • Práctica cinta para la muñeca
  • Increíble resistencia y alta calidad
$45.000
Vista rápida
Látigo Maze de Cuero Vegano
  • Juegos BDSM y de roles
  • Flagelación erótica o disciplina inglesa
  • Apto para principiantes y profesionales
  • Fácil de manipular
  • 0% material de origen animal
$180.000 $120.000

Todo para tus juego BDSM

En el universo bondage podemos encontrar casi de todo lo imaginable y por imaginar. Juguetes para alcanzar tus más altas vibraciones de placer, lencería en vinilo para explotar la sensualidad y sin lugar a dudas los látigos sexuales, que son potencialmente los elementos más amplios en el juego BDSM.


Placeres del sexo BDSM

Y es que en el juego del sexo vainilla o sadomasoquista golpear a su sumiso con un latigo sexual es, para la gente que gusta de la práctica BDSM, sólo una manera diferente de tocar, acariciar o estimular al otro. Azotar es una manera muy poderosa de tocar a un sumiso, tanto física como psicológicamente. Con una paleta bdsm, una fusta, un latigo sexual u otros instrumentos más o menos rígidos, se puede pegar con la fuerza que uno desee, desde un leve toque a un golpe salvaje. Con látigos sexuales, hay una velocidad mínima para pegar, que es la que permite que las colas se extiendan en el aire antes de golpear. Cuándo los látigos sexuales son de varias colas, hace falta algo más de velocidad para que las colas se mantengan paralelas sin enredarse. Y cada latigo sexual tiene un peso diferente, hay una fuerza mínima de impacto, diferente para cada látigo. Por eso un Dominante suele tener varios látigos diferentes para poder ofrecer y disfrutar así de un alto rango de sensaciones. Se pueden pasar las colas sobre la piel, acariciándola. Se puede pegar suavemente como en un masaje, o se pueden hacer pasar las colas cerca de la piel para que solo el aire la acaricie. Se puede golpear desde suavemente hasta realmente fuerte, con la punta de las colas o con todo su largo, como se quiera. Se puede pegar para producir ardor o un profundo dolor, (y si no se es cuidadoso, para cortar la piel de su pareja).


Látigos y paletas que encuentras en Secretos

El nivel de sensaciones y la intensidad del estímulo pueden ser más variadas que con cualquier otro instrumento que no sea la mano humana. Desde luego, sólo tú y tu pareja pueden decidir lo que les gusta y cuales son los límites. En cuanto a la parte psicológica, estar atado, indefenso en manos del Dominante, viendo en su mano el látigo, el instrumento que lo hará sufrir, hace recordar todas las escenas de azotes que vio en las películas.Una paleta bdsm es similar a una fusta, pero estás acaban normalmente en una base más amplia y puede ser de diferentes durezas y texturas para que el impacto sea más suave o menos. Realmente puedes deleitarte con la variedad que tenemos para dar con cariño y pasión, al que le guste el castigo.

Este tipo de instrumentos o juguetes sexuales nos invitan a innovar, a darle un nuevo aire a la relación que ya está muy establecida en la rutina y nos animan en hacer cosas nuevas que no impliquen cambiar la pareja. Disfrutar de algo nuevo con la misma persona para emular a aquellas primeras veces que sentíamos la pasión por conocer el sentimiento de hacerlo con esa persona. Por eso, estos increíbles látigos o paletas nalgadas son una auténtica maravilla, un auténtico placer para alcanzar sensaciones alucinantes. Al final está todo en la mente.

En este tipo de juegos bdsm y el uso de una paleta bdsm puede resultar muy satisfactorio; ya que nos permite descubrir que tipo de persona disfruta siendo tu pareja, si lo hace siendo sumisa (o), dejándose llevar sin preocuparse, sin tener que tomar decisiones, solo sintiendo; o por el contrario, sintiendo el poder de hacer lo que quiera y ser causa de placer. Incluso hay algunos que solo disfrutan de atar o ser atados, o también de ser azotados con paletas nalgadas sin necesidad de llegar al acto sexual. Este mundo es mucho más amplio de lo que se suele pensar.


Disfruta con nuestra categoría Bondage BDSM

Es más, hay muchos a los que no les gusta todo lo que abarca el Bondage BDSM si no que disfrutan de una parte. Les gusta usar lenceria bondage en vinilo o látex, pero no jugar con látigos por ejemplo. Otros disfrutan de usar esposas metálicas para sujetar a la pareja y disfrutar del acto sexual sin llegar a otras prácticas, otros simplemente quieren usar un tapa ojos para agudizar los sentidos, sin tener nada que ver esto con el BDSM. En fin… como siempre lo decimos, el sexo es un universo esperando para ser explorado