30 DÍAS DEVOLUCIONES Y CAMBIOS

ENVÍOS GRATIS A TODO EL PAÍS

DISCRETOS Y TOTALMENTE CONFIABLES

Cra 7 Bis a # 124-70, Bogotá

Técnicas del juego con los pezones para un sexo más intenso

Técnicas del juego con los pezones para un sexo más intenso

Dedícale tiempo ¡merece la pena!

Jugar con los pezones puede ser increíblemente atractivo y satisfactorio para ti y tu pareja. El juego con los pezones se puede usar para iniciar y para aumentar la excitación sexual durante el sexo. Cuando se excita, el pezón se pone erecto. Esto se debe a la liberación de oxitocina, la hormona del bienestar. Mientras se estimula el área del pezón, la oxitocina continúa liberando. Y eso puede conducir a orgasmos más intensos y una sensación donde todo el cuerpo estuvo involucrado en ese momento de excitación desbordante.

Algunas mujeres pueden llegar al orgasmo solo estimulando el área del pezón. Cuando tu pareja juega con tus pezones, el cerebro se estimula de la misma manera que se estimula el clítoris y el área vaginal. Aunque no todo el mundo puede lograr orgasmos solo jugando con los pezones, puede agregarse a otros tipos de excitación previa que puedes tener con tu pareja.

Hay más de una forma para que tu pareja estimule tus pezones, y estamos seguros que a él o a ella también le gustaría jugar con los pezones. Hay muchas maneras para que los o las dos participen en este juego erótico. 

En Secretos vamos a mostrarte algunos consejos sobre cómo hacer cada uno. Puedes usar estas técnicas en tu pareja, o puedes pedirle que las use en ti.

Soplando: Soplar es una buena manera de comenzar la estimulación del pezón, ya que comienzas las sensaciones lenta y suavemente. Puedes aplicar el Lubricante Frío Refrescante sobre los pezones, y sin tocar, suelta tu aliento para intensificar la sensación. Puedes acercarte con la boca abierta al pezón, pero... sin tocarlo, y esta mezcla de frescor y frío será un increíble comienzo. 

Besos: Una técnica para besar los pezones, es intentar cepillar los labios cerrados en el pezón. También puedes abrir los labios para dejar que el pezón entre en tu boca y luego comenzar a usar la lengua, jugando con el pezón.

Lamiendo: Usando la punta de la lengua, lame el pezón con un movimiento circular. También puedes cambiar a movimientos de arriba abajo. Mientras lames un pezón, acaricia el otro con la mano. Cambia de pezón cada 30 segundos más o menos. Para esta técnica puedes poner tres gotas de Multiorgásmico Electrizante. Este increíble líquido va a provocar un intenso cosquilleo, que mezclado con la lengua hará que tu pareja se arquee hacia atrás y empiece a valorar el maravilloso (a) amante que eres. 

Chupando: Después de lamer, coloca tus labios alrededor del pezón, chupa suave y rítmicamente, chupando gradualmente más fuerte. Alterna entre lamer y chupar. Puedes intentar morder suavemente. ¡Solo asegúrate de no lastimar a tu pareja! Si quieres dar un poco más de emoción e intensidad al juego, puedes hacerlo con el Succionador Vibrador Mini Rosado o también, con los Succionadores Vibradores de Pezones Fantasy

Morder: Si bien esto no es para todos, algunas personas aceptan morder cuando quieren una estimulación más intensa. Muerde suave y lentamente al principio, como sostener el pezón con los dientes mientras usa la lengua para lamer. Si tu pareja está cada vez más emocionada, muerde el pezón suavemente y mira qué reacción tiene. O pregunta si lo está disfrutando y quiere que continúes.

Tirando: Cuando la tensión sexual comienza a acumularse, puede hacerse más agresivo el juego con los pezones y comenzar a tirar de ellos o incluso torcerlos, la excitación se va apoderar de ti o de los dos. Sin embargo, sé cuidadoso (a) para no lastimar.

Apretar: Aprieta el pezón sosteniéndolo con el pulgar y el índice y apretando para que el pezón se eleve ligeramente. Alterna con lamer y chupar el pezón mientras lo aprietas.

Pellizcar: Introduce pellizcos después de apretar, aplica un poco más de presión y sigue presionando. Si a tu pareja le gusta esto, aplica un poco más de presión y aguanta un poco más. Suelta, y tu pareja tendrá una sensación causada por la sangre que regresa al pezón. Puedes liberar el pezón rápida o lentamente, o puedes intentar hacer ambas cosas alternando.

Usa pinzas: Si a ti o a tu pareja les gusta el juego de los pellizcos, podrías animarte a usar Pinzas para Pezones Alligator. Hazlo agarrando toda el área del pezón que incluye la areola, puede doler al principio y hasta no lo disfrutes. Pero, es una buena forma de saber si te gusta disfrutar de estas sensaciones. Si nunca has usado pinzas para pezones, estas pinzas Alligator son las ideales por su cobertura en goma, ya que permiten disfrutar de la presión pero sin dolor. 

Las pinzas para pezones son un tipo de juguete sexual que se usa para aumentar las sensaciones en el pezón. (Aunque también se usan para otras zonas). Tienen varias características interesantes. Las pinzas para pezones crean una sensación de leve dolor y placer al mismo tiempo. Cuando se usa por unos minutos, el área del pezón comienza a adormecerse y la sensación ocurre cuando se quitan las pinzas.

Es muy fácil ajustar la presión con estas pinzas para pezones, debido a su mecanismo y los materiales con que están hechas. 

Algunas pinzas para pezones incluyen un vibrador para crear una sensación más excitante en los pezones mientras se sujetan. 

Las pinzas para pezones ofrecen desde presión leve hasta pellizcos intensos.

Caricias: Comienza con acariciar o masajear cerca pero no directamente en el pezón. Aplica diferentes tipos de presión, puedes utilizar movimientos circulares, puede acariciar cerca del pezón sin tocarlo para provocarlo antes de comenzar a tocarlo. Una vez que comiences con las  caricias en el pezón, puedes variar su movimiento de lento a rápido. Las caricias y los masajes son buenos para toda el área del seno, no solo para el pezón. ¡No te guardes nada! Dile a tu pareja cuánto disfrutas cuando te acaricia los senos. Algunas mujeres prefieren prestar poca atención a los senos durante los juegos previos y otras prefieren una experiencia más intensa al acercarse al orgasmo. 

Uso de calor y frío: Juega con diferentes temperaturas en los pezones usando el Multiorgásmico Frío y Calor. Las sensaciones que disfrutarás son indescriptibles. 

Los senos y pezones son zonas cubiertas de terminaciones nerviosas que los hacen extremadamente sensibles al tacto. Además, su estimulación se hace más fuerte cuanto más cerca se está del orgasmo. Por ello, la clave es comenzar lentamente con el juego y aumentar gradualmente la intensidad. 

La areola también es un área sensible. De hecho, a menudo es más sensible que el pezón. El área más sensible es la parte superior entre las 10 y las 2 en punto. Entonces, cuando juegues con los pezones, presta atención a esta área besándola, acariciándola y soplándola.

Es importante saber, que el tamaño del seno no determina la sensibilidad del pezón, que es la razón por la que muchos o muchas también disfrutan jugando con los pezones. 

La clave para saber que te gusta o que no, o que le gusta a tu pareja, es hablando abiertamente, para así, poco a poco ir descubriendo el universo sensual de cada uno. 

Como pueden ver, tú y tu pareja pueden divertirse agregando experiencias y juegos nuevos a su vida sexual. Es posible que muchas veces prefieran alcanzar el orgasmo a través de la estimulación genital, pero tener esta variedad adicional proporciona un cambio de ritmo divertido.

Compartir

Tu opinión nos interesa

:

: