30 DÍAS DEVOLUCIONES Y CAMBIOS

ENVÍOS GRATIS A TODO EL PAÍS

DISCRETOS Y TOTALMENTE CONFIABLES

Cra 7 Bis a # 124-70, Bogotá

Felaciones y cunnilingus. ¡Hablemos de sexo oral!

Felaciones y cunnilingus. ¡Hablemos de sexo oral!
El sexo oral no es chupar por chupar, la idea del sexo oral es...

"El sexo oral no es chupar por chupar, la idea del sexo oral es proporcionar placer y si no lo sabes hacer, en lugar de proporcionar placer, tornarás la relación sexual en algo incómodo y en ocasiones desagradable. El sexo oral se podría considerar un arte o, al menos, una de las mejores sensaciones que podemos experimentar en el sexo: Quisimos dedicar este blog a lo que es una felación alucinante y un cunnilingus estremecedor, nuestro objetivo es que después de leer esto salgas corriendo por tu pareja y juntos sientan, disfruten y exploren el poder que hay en dar y recibir placer……. Todos merecemos disfrutar.

Antes que nada, resaltamos que cada persona es única y diferente a todas las demás, por lo que consideramos que cada uno/a debe cultivar su propio estilo, a partir de sus experiencias y personalidad; y sobre todo desearlo, disfrutarlo, si lo hacemos con desgana y asco, no daremos placer a nuestro(a) pareja, así que "lo primero a tener en cuenta  a la hora de practicar una felación o un cunnilingus es si te gusta hacerlo y si te apetece en ese momento. El consentimiento es básico para cualquier encuentro sexual".

Cunnilingus, sexo oral para mujeres: Si quieres ser un experto en cunnilingus, no debes descuidar el clítoris, puedes empezar como quieras, pero si estimulas el clítoris correctamente, lograrás que tenga un orgasmo. Lamer el clítoris de forma adecuada es muy sencillo, yo recomiendo hacerlo como si estuvieras chupando un dedo o un chupete; es muy importante recordar que no se puede hacer muy fuerte, porque puede resultar doloroso e incómodo, de todas formas esto depende de la sensibilidad de la mujer. Si tu pareja intenta retirar tu cabeza con fuerza cuando le estas practicando sexo oral, lo estás haciendo muy fuerte, intenta ser más delicado/a.

Mueve la lengua, juega con ella.

Los movimientos de la lengua pueden ser rápidos o lentos, lo importante es lamer la parte superior del clítoris; puedes ayudarte levantando con dos de tus dedos los labios de la vagina, dejando así totalmente expuesto su clítoris.

Usa los dedos.

ÚNICAMENTE cuando ella esté lubricada, de lo contrario será doloroso. Es perfecto usar los dedos índice y corazón, aunque algunas mujeres prefieran el uso de tres dedos. Mueve los dedos permaneciendo dentro de la vagina, encogiéndolos y estirándolos.

Mantén un buen ritmo.

El ritmo es muy importante, ella no alcanzará el orgasmo si eres muy intermitente.

Elige una posición cómoda.

Las mujeres detestan detener el sexo oral para cambiar de posición, tener un orgasmo necesita de concentración y estimulación.

Arriésgate a innovar. 

Atrévete a poner un poco de lubricante caliente saborizado, estos aumentan el morbo y la  excitación. Vierte un poco en sus labios vaginales y acaricia suavemente con tu lengua sin introducirla, solo haces presión, y así poco a poco vas descubriendo cuánto le gusta tener esa sensación. Lubricante Caliente Chocolate x 30 ml

 

La vibración también juega un papel importante, brinda muchísima estimulación. Lengua Vibradora 5 cm.. Solo debes atreverte a experimentar nuevas sensaciones con tu pareja y poco a poco irán descubriendo todo ese universo de placer que hay en cada centímetro de sus cuerpos. 

Felación, sexo oral para hombres: Recomendamos una larga sesión de besos y caricias antes de empezar, roza tus genitales con los suyos, susurra al oído, besa su cuello, acaricia su espalda y disfruta de su pene cuando este erecto. 

Punto uno: ponle mucho interés. Antes de introducirlo completamente en la boca, pasa la lengua por todo el pene, apretando un poco tus labios sobre toda su extensión, sin dejar a un lado los testículos, que son super importantes en esta práctica, puedes acariciarlos suavemente y pasar tu lengua por ellos como si disfrutarás de un delicioso postre. Forma una ‘O’ con los labios, ponlos cuidadosamente en la punta de su miembro y mueve la cabeza en círculos diminutos. Coloca los labios ajustándolos al tronco y recórrelo, primero a un lado y después al otro.Coge la punta de su pene suavemente entre tus labios, con giros rápidos, besándolo tiernamente y tirando hacia atrás de su suave piel. Permite que el glande se deslice completamente en tu boca y presiona el tronco firmemente entre tus labios. Sostén la presión un momento antes de soltar. Forma de nuevo un círculo con tus labios y besa a todo lo largo de su longitud, succionando y besando al mismo tiempo. Mientras besas, permite que tu lengua “aletee” por todo su pene acabando en el extremo. Golpeando con ella repetidamente la sensible punta del glande. Permite que su miembro penetre en tu boca tan profundamente como te sea posible (sin ahogarte), presionándolo y chupándolo. Cuando el pene esté tan hinchado que parezca que va a explotar, para. Solo durante unos milisegundos, los suficientes como para poner cara de traviesa, y que sepa quien tiene el poder, y cuando su cara se retuerza en una mueca de «¿no irás a parar ahora, verdad?» lo introduces completamente en tu boca. Hondo, que te den arcadas. Dejar el orgasmo casi a punto unas cuantas veces te asegurará un orgasmo épico.

Punto dos: pierde el miedo al pene. El pene es tu amigo, está aquí para darte gustito, así que nada de cogerlo como si estuvieras sosteniendo un jarrón de la abuela.

Punto tres: utiliza la empatía. Observa si algo le está gustando o no por los gestos, los gemidos… Si te grita con cara de dolor es momento de parar. Si tiene espasmos en las piernas o pies y sus ojos miran hacia el techo al estilo exorcista es que vas por el buen camino. En general la zona del frenillo suele ser la más sensible, y a muchos hombres les vuelve locos que les pases la lengua por los testículos. Otros lo odian, así que hay que ser precavida. Lo que les suele gustar a todos por igual es que succiones el pene mientras practicas un movimiento de torsión. Comprime tus mejillas  y aspira todo el aire que puedas tener dentro de la boca. La idea es que parezcas una aspiradora que gira sobre sí misma. Introducir el pene completamente, (garganta profunda) siempre son el triple-hit-combo de la cuestión.

Si tienes dudas en cuanto a la teoría, deja que la intuición y el sentido común sean tus aliados, las opciones son infinitas, así que dale rienda a la imaginación: busca posturas que le dejen observar las formas más excitantes de tu cuerpo, usa un conjunto de ropa interior que te guste, Conjunto Flora Bordado, o dale un toque de sabor al asunto, Lubricante Agua Wet Crema Batida 30 ml. Acariciarte mientras disfrutas la felación les encanta. La cuestión es crear un contexto que tenga como fin la excitación.

Compartir

Tu opinión nos interesa

:

: