30 DÍAS DEVOLUCIONES Y CAMBIOS

ENVÍOS GRATIS A TODO EL PAÍS

DISCRETOS Y TOTALMENTE CONFIABLES

Cra 7 Bis a # 124-70, Bogotá

¿Cómo usar esposas sexuales en la cama?

¿Cómo usar esposas sexuales en la cama?
¿Preparados para disfrutar el placer con ataduras?

Las esposas y el sexo son compañeros desde hace mucho tiempo, y es que, efectivamente incluir esposas bondage durante el sexo es una de las fantasías más soñadas por parejas de toda clase. Y es normal, porque se trata de un juguete muy accesible, con diseños para todos los gustos y que además da mucho juego a la hora de recrear fantasías y juegos de rol junto con aceites para masajes y arneses.

Sin embargo, con las esposas igual que con todo, la primera vez no siempre es como esperamos; las apretamos demasiado, se nos clavan en las muñecas o probamos posturas imposibles en las que es muy difícil mantener el equilibrio.

Entonces, como en Secretos nos importa tanto su bienestar y placer en sus experiencias íntimas para que ambos disfruten al máximo de esta práctica conocida como bondage, es importante tener en cuenta algunas sugerencias que harán que este encuentro sea placentero e inolvidable.

Antes de empezar: Consentimiento

Por si acaso a alguno/a aún no le ha quedado claro, no hay sexo si no hay consentimiento y absolutamente todo lo que se practique durante el juego sexual tiene que estar acordado por ambos de antemano.

Con estos pasos vas a la fija:

El primer paso para usar esposas en la cama y disfrutarlo al máximo es elegir las adecuadas. Algunas esposas que se usan en prácticas sexuales suelen ser acolchadas o protegidas por alguna tela, como las Esposas Fetish en Vinilo, de este modo no lastimamos las muñecas de nuestra pareja o de nosotros mismos. Pero, si eliges las Esposas Metálicas Principiantes, procura no apretarlas demasiado para no causar daño, a menos que eso sea lo que ambos deseen.

Las esposas que elijas dependerá de qué es más importante para ti: Que las esposas sean cómodas o que se adapten a la fantasía que tienes en mente.

Segundo paso: Normalmente las esposas se usan en la cama durante los juegos sexuales previos, aunque también pueden emplearse durante el coito, todo dependerá de la fantasía que quieran vivir.

Una buena forma de comenzar los juegos es sentando a tu pareja en una silla y esposando sus manos en la parte trasera. Entonces puedes proceder a llevar a cabo juegos eróticos como el sexo oral, realizar un baile sensual con algún conjunto de lencería erótica u ordenarle que te complazca en ciertas cosas para ganarse la liberación. Estar atado de manos y sin poder tocar a nuestra pareja cuando lo deseamos es un acto que puede llevar a niveles extremos el deseo.

Si quieres emplear las esposas en la cama durante el coito, entonces lo mejor es atar a tu pareja con las manos extendidas hacia arriba, sujetas al cabecero de la cama si es posible. En esa postura podrás realizar toda clase de juegos sin que él o ella puedan moverse demasiado, una idea perfecta para quienes adoran experimentar con la dominación en la cama. El Huevo Vibrador con Control Recargable Elva puede aumentar el deseo si recorres su cuerpo atado.

Sigamos con las poses...

Posición Tallo en flor. Acuesta a tu pareja boca arriba con las manos esposadas a la espalda con las Esposas Silk Rope Rojas. Mientras la penetras, las piernas deben apoyarse en tus hombros. Es importante asegurarte de que las esposas no te lastimen ni se claven cuando estés en esta posición.

Sexo sentados. Ideal para que cualquiera de los dos esté esposado. Uno puede llevar las manos atadas por delante o el otro puede llevarlas esposadas a la espalda. Todo vale y es una postura muy fácil y cómoda. Aquí puedes usar el Brazalete Esposas Doradas de Lujo

Posición de Perrito. La postura del perrito también admite incluir esposas durante el sexo fácilmente. También pueden optar por algo más arriesgado que consiste en esposar las manos a la espalda. No obstante, tengan en cuenta que esta posición es más agotadora y cuesta más mantener el equilibrio. Pueden ayudarse de almohadas o cojines.

Estas posturas sexuales son ideales para mantener a tu pareja atada mientras llevas a cabo diversas posiciones que complazcan a ambos; ya que no todas las posturas son iguales cuando se tienen las manos inmovilizadas.

Otro punto importantes es tomar medidas de seguridad. El bienestar sexual siempre es lo primero, y cualquier juego erótico que reduzca tu movilidad requiere que tomes algunas precauciones previas. En caso de que uno de los dos se sienta incómodo o inseguro, una palabra de seguridad suele ser la forma más fácil de interrumpir el juego. Deja al alcance las llaves de las esposas y si llevan cierre de hebilla en lugar de cerradura, algo para cortarlas si fuese necesario.

¡No esperen más y déjense llevar por estos maravillosos juegos bondage!

Compartir

Tu opinión nos interesa

:

: