30 DÍAS DEVOLUCIONES Y CAMBIOS

ENVÍOS GRATIS A TODO EL PAÍS

DISCRETOS Y TOTALMENTE CONFIABLES

Cra 7 Bis a # 124-70, Bogotá

Cómo acabar con la pereza sexual

Cómo acabar con la pereza sexual

¡Alimentemos nuestro deseo, poco a poco!

Cuando comenzamos una relación suele ser bastante sencillo que se active el deseo. La novedad, la motivación y el chute de neurotransmisores y hormonas nos hace creer que es algo mágico y fluye solo. Pero el deseo se construye, y lo que antes no nos daba pereza hacer, ahora nos suponen un esfuerzo terrible. "Total, si mañana también va a estar aquí y hoy estamos tan cansados" pensamos. Te suena, ¿verdad? Conclusión: dejamos de ponernos a 1.000.

Esa desidia sexual es la gran enemiga de la relación, la que apaga la llama y la que puede hacer que mañana, quizá, tu pareja ya no esté allí o te hayas ido tú antes. Aunque sigas ocupando ese espacio en el sofá. Y es que, dormirnos en los laureles, sexualmente hablando, pasa factura, y las parejas son conscientes de eso y suelen sentirse mal cuando aparecen estos problemas en su vida sexual. Puede ser aburrimiento o cansancio, pero es importante recordar que estas dificultades son comunes y que la mayoría pasa por ellas.  Pero, ¿Qué hacer si ya no sentimos ese chute del principio? Si tu creatividad sexual suele brillar por su ausencia, no te preocupes que aquí te ofrecemos algunas ideas.

Como siempre lo mencionamos; es muy importante conocerse mucho mejor. Si una mujer y un hombre saben cuáles son las teclas de su cuerpo que al pulsarlas resultan placenteras, podremos disfrutar plenamente del sexo. 

Estimula tus sentidos. Nos pasamos días y días sin estimular ninguno de nuestros sentidos. Voy a ponerte un ejemplo muy cotidiano. ¿Qué te pasa cuando ves una fotografía de comida deliciosa? te da más hambre que nunca, ¿verdad? Pues lo mismo pasa con el sexo. Haz cosas que estimulen tus sentidos continuamente. Mira escenas eróticas o cómo no, porno. Una maravilla para estimular los sentidos a mil por hora es el Huevito Vibrador Satisfyer Layons. Tienes que usarlo para comprobar por ti mismo (a) que con solo pasarlo por cualquier área del cuerpo las sensaciones que producen son impresionantes. 

Otra forma para no entrar tan de frente y no presionar por la práctica del coito, sobre todo porque estamos hablando de bajo deseo, es la cosmética sensorial que abarca lubricantes y aceites para masajes, geles de sabores, con efectos de temperatura etc. Así que, con un masaje, un ratito de caricias con nuestra pareja, se le va la pereza a cualquiera. 

Besos intensos. La mayoría de las parejas que lleva muchos años juntos sustituye los besos largos, húmedos y profundos por los 'piquitos' cariñosos y aburridos del saludo o despedida. Sorprende y vuelve a besar como al principio de la relación. Y, ¿qué te parece incluir un Lubricante Caliente Chocolate juguetón? Te preguntarás porque un lubricante… Bueno pues más sencillo de lo que parece. Aplicas un poco de lubricante en tus labios, y al besar a tu pareja, la sensación de calor se activará en los dos. Además, la mezcla del sabor brindará besos diferentes e increíbles… ¡Hasta que no lo pruebes, no lo sabes!

¡Amárralo (a)! Suena difícil, pero no lo es. Pídele que cierre los ojos y pon sus manos suavemente hacia adelante y con un rápido movimiento y unas esposas metálicas sujeta sus muñecas. al principio estará nervioso o nerviosa; pero la idea, es que lentamente empieces a besarle y acariciarle. Trata siempre de incluir un lubricante que deslice muy bien para que las caricias se sientan más placenteras. Acaricia con suavidad, pero ejerce presión y alterna con un juguete vibrador. (ya van a descubrir el sinfín de sensaciones que ofrece la vibración en los juegos de pareja). Es importante si notas que el juego de sentirse atado(a) no es placentero para tu pareja. Si es así. Debes parar. (Nada debe ser forzado).

Lencería encendida. Llegó el momento de innovar. Arréglate un poco, no en exceso, pero lo suficiente para despertar a tu pareja y se pregunte... ¿Qué querrá? Le quedará claro al verte dando paseos caseros, aparentemente descuidados, con un estupendo conjunto de lencería insinuante Sasha Con Liguero Negro.

Metiendo mano. Muchas parejas se dejan de acariciar con el tiempo. ¿Qué tal si retomamos el contacto físico, tanto fuera como dentro de la cama? Lanza caricias. ¡Que el tacto es un muy buen aliado!

Esfuérzate. Nos hicieron creer que el sexo es algo tan maravilloso que debe salir de nosotras (os) mismas y que cuando esto no pasa es que algo no funciona. ¡ERROR! Es un error gravísimo pensar que el sexo debe salir por si solo porque genera una ansiedad terrible cuando esto no ocurre. El sexo a veces surge y otras no, es bueno que sepamos que no tiene nada de malo esforzarse en practicarlo o incluso pactarlo. (¡ojo! No confundamos esto con obligación o coacción). Me refiero a que si no ponemos de nuestra parte podríamos pasar meses y meses sin que surja, entonces caeremos en la trampa de pensar que algo no funciona y empezaremos a pensar que necesitamos pastillas “mágicas” para excitarnos. Los potenciadores no se deben usar por necesidad. Deben usarse para añadir un poco más de picante al momento de la pasión, para permitirnos desbordar en lujuria con nuestra pareja. Señoras y señores el sexo también se programa, NO pasa nada. Decide cuando quieres que ocurra y prepárate para ello, no por eso va a ser peor la experiencia. Por supuesto deja que el factor sorpresa este presente pero no esperes que venga el hada madrina de la sexualidad para inspirarte. El Potencializador Sex Bull es un ingrediente maravilloso para una sesión de sexo descontrolado.

Concluyendo, la juguetería erótica es de fantástica ayuda para acabar con la pereza sexual. Incluir juguetes sexuales en nuestra vida nos ayuda a conocernos mejor, aumentar la creatividad erótica y potenciar la complicidad en pareja.

Compartir

Tu opinión nos interesa

:

: